Una educación general, para todos, atenta a los problemas del presente

GinerAprenderse a Platón para ganar curso es obra tan servil como ponerse al mostrador para no morirse de hambre. El ministerio religioso, la filosofía, las ciencias naturales, la política, la enseñanza, la historia pueden ser, y de hecho son frecuentemente, oficio de aburridos ganapanes; y la agricultura o el comercio, las industrias manuales, el servicio de la administración, el foro se elevan en ocasiones a la dignidad, poesía y valor ético que el vulgo se obstina en vincular en aquellos otros negocios.

Sigue leyendo

Anuncios