Una educación general, para todos, atenta a los problemas del presente

GinerAprenderse a Platón para ganar curso es obra tan servil como ponerse al mostrador para no morirse de hambre. El ministerio religioso, la filosofía, las ciencias naturales, la política, la enseñanza, la historia pueden ser, y de hecho son frecuentemente, oficio de aburridos ganapanes; y la agricultura o el comercio, las industrias manuales, el servicio de la administración, el foro se elevan en ocasiones a la dignidad, poesía y valor ético que el vulgo se obstina en vincular en aquellos otros negocios.

Sigue leyendo

Anuncios

La metáfora de la escuela como factoría

escuela factoriaLarry Cuban nos señala tres fases de la metáfora de la escuela como fábrica… y también como una riña entre tendencias pedagógicas.

En la primera fase, cuando el modelo de la eficiencia industrial y el paradigma moral de Weber estaban en pleno auge era una metáfora positiva.

Cuban cita literalmente al profesor Ellwood P. Cubberley, de la Universidad de Stanford, que  dijo a principios del siglo XX:

Nuestras escuelas son, en cierto sentido, las fábricas, en las que las materias primas (los niños) deben ser moldeados y formados/ transformados en productos para satisfacer las diversas demandas de la vida. Las especificaciones para la fabricación provienen de las exigencias de la civilización del siglo XX, y la escuela es la empresa para construir los alumnos de acuerdo con las especificaciones establecidas.

Sigue leyendo